Curiosidad en los detalles.

Destacado

Comenzamos esta aventura con una imagen, una imagen, para muchos muy reconocida, como puede ser la ciudad de New York de noche.

Hay varias razones por las que quiero empezar este blog, mi primer blog, con esta imagen, razones que se irán viendo en las diferentes entradas pero en este inicio quería expresar las posibilidades de esta imagen, que en parte, es en lo que quiero profundizar con este blog. A grosso modo, es una simple foto de una ciudad con edificios altos pero se puede y se debe profundizar mas. El mar en calma, tantos edificios con tanta iluminación haciendo contraste con el mar, reflejando el transito tan movido de un lugar sobre un lugar en paz. Dentro de esos edificios, multitud de gente en su oficina, su casa, en casa de amigos, de familiares, de parejas. Multitud de personas con sus propias ideas y pensamientos, con sus propios quebraderos de cabeza, con sus virtudes que los hacen grandes y sus defectos que lo hacen seres únicos, seres humanos. En resumen, miles de personas en una sola foto.

Nadie o casi nadie se habrá dado cuenta de este detalle, pues bien, es uno de mis contenidos de este blog, hablar mas allá de una imagen, hablar de la diversidad de las personas y de sus personalidades, hablar de su comportamiento del cual es imposible generalizar, me da igual que hayan investigaciones, estadísticas o encuestas, cada persona tiene unas ideas diferentes en la mente, seguro que en algún momento de vuestras vidas os habéis preguntado algo como: «¿ Y esta persona, como tiene esta vida? yo seria incapaz de vivir así´´. Bien, una pregunta que puede hacer cualquiera, ya que todos no tenemos la misma visión de vida que queremos para nosotros mismos. Ahora la cuestión es: ¿ Por qué no te preguntas que lleva a esa persona a vivir así?, es decir, juzgamos decisiones de las demás antes de saber lo que hay en su mente, desprestigiamos el valor de otras personas porque lo que hacen, en algunas ocasiones, no lo vemos digno o simplemente no lo vemos bien.

Pero en ese momento es a lo que quería llegar, esas personas que percibimos que son menos que otras por modo de vida, pensamientos, suposiciones, motivos económicos, etc. Llega un momento, en que toca hablar con alguna de ellas, aunque sea de casualidad y ahí, justo en ese momento, es cuando te puedes sentir la persona mas pequeña del mundo por la vuelta mental que te ha dado esa persona, cuando descubres porque actúa como actúa, porque es como es.

Para concluir esta primera entrada, deciros que, quitando tópicos, la sociedad en la que vivimos es una sociedad superficial, como las imágenes, hay que profundizar en la persona porque solo así crece realmente el ser humano, conociendo a nuevos seres humanos.

Que sabe nadie – R.

Me gustaría saber las diferentes opiniones o experiencias de vosotros aunque, en principio, seamos pocos. ¿Algún ámbito en el que creéis que se necesita mas fijación en los detalles?

La palabra prohibida.

Si es correspondido lo llamamos el de nuestras vidas

Si solo va en un sentido es que no es el nuestro,

Pero sabes que lo es cuando te mira

Aunque siga sin ser tuyo y te quedes con lo puesto

Lee estos versos, nos engañamos, tanto los unos a los otros como a nosotros mismos, estos versos son ambiguos, es decir, se puede entender de diferentes formas, cada uno de nosotros puede darle un significado o una versión pero en realidad lo que oculta son mentiras y nos abre los ojos. Léelos otra vez, son etiquetas de momentos que la sociedad nos han dicho lo que significan dañarnos menos y no afrontar la realidad.

El de nuestras vidas puede que no sea correspondido, puede ser esa persona que te decidiste a invitarla a una cerveza y amablemente te dijo que no o puede que sea esa chica que viste en aquella terraza y no tuviste el valor a hablarle pero os mirabais y sonreíais y puede que sea por ello, por lo que a día de hoy te sigas acordando y sigas sonriendo por ello, aunque en casa tengas al de «tu vida´´ pero como he dicho, que sea el correspondido no quiere decir que sea el de tu vida.

Me da ansiedad y frustración ver como esas historias pasan por delante de nosotros y no hacemos nada, son historias de nuestra vida que dejamos sin escribir, es como si al libro de tu vida le arrancases las hojas de golpe y las tirásemos como si fueran panfletos.

Se que muchas veces se pone difícil conseguirlo, pero el día de mañana quiero llegar a tener mi libro con todas sus hojas.